lunes, 30 de diciembre de 2019

Ejercicios en el golfo de Omán

Galería fotográfica de los ejercicios que se han desarrollado estos días en aguas del golfo de Omán con la participación de unidades de las armadas iraní, china y rusa. En los últimos años, los intercambios militares entre China e Irán han sido frecuentes, con unidades chinas visitando Irán en 2014 y 2017, y ejercicios conjuntos en 2017 en el estrecho de Ormuz.

Los dos buques principales enviados por la marina iraní durante los ejercicios conjuntos son la fragata de la clase Awander (72 Albuz) y la fragata de la clase Bayendor (81 Bayandor), tienen más de 40 años, y no cuentan con misiles antiaéreos. El buque de la clase Neustrashimy (777 Yaroslav Mudry) sólo cuenta con capacidad de defensa aérea de corto alcance, por lo que la defensa aérea de largo alcance recayó en el buque Xining.

"Los ejercicios muestran que las relaciones entre Irán, Rusia y China han alcanzado nuevas cotas, y esta tendencia continuará en los próximos años", dijo el almirante iraní Uram-Reza Tahani. El informe citó a Jonathan Eyal, subdirector del Real Instituto de Estudios Militares, diciendo que el ejercicio naval conjunto fue cuidadosamente planeado por los tres países. "Fue un ejercicio bien pensado, y los tres participantes fueron ganadores: a Irán se le dio la oportunidad de afirmar ser una potencia regional, Rusia mostró su estatus como un actor importante en el Medio Oriente, y China podría mostrarse como una potencia marítima", manifestó Heyal.

Como curiosidad, en el siguiente enlace, se comenta que las unidades rusas e iraníes en uno de los ejercicios trataron de "hundir" en Xining, en un balance de 8 contra 1. Se tardó algo más de 3 horas en lograr el objetivo. Posteriormente, en un contraataque del buque chino, se forzó la retirada de los 8 adversarios.






















































No hay comentarios:

Publicar un comentario