jueves, 11 de enero de 2018

Travesía del Liaoning

Como hiciera el año pasado por estas fechas de año nuevo, el Liaoning 001 se ha embarcado en una travesía que lo ha llevado hasta el mar de China Meridional. En particular, como informa Asia Times, el primer portaviones de la Armada China zarpó de su puerto base en Qingdao (provincia de Shandong) a comienzos de enero, tras realizar una serie de entrenamientos en el mar de Bohai desde el primer día del nuevo año. La cuenta oficial de la Armada China en WeChat informó que el 3 de enero había actividad de J-15 en cubierta.

Con rumbo sur, la flotilla encabezada por el Liaoning y seguida al menos por los destructores Zhengzhou (numeral 151) y Jinan (numeral 105) del tipo 052C y adscritos a la Flota del Este, sobrepasaron la isla de Zhoushan a primera hora de la tarde del jueves 4 de enero, alcanzando el norte del estrecho de Taiwán la noche de ese mismo día.

La travesía por el estrecho terminó el viernes 5 a las 2100 hora local, cuando las unidades salieron de la ADIZ de Taiwán. Para monitorizar la actividad de este grupo, la Fuerza Aérea de Taiwán ha movilizado varias unidades. La siguiente escala prevista ha sido en Guangdong, previa a una serie de ejercicios previstos en el mar de China Meridional.

La ruta seguida en el estrecho de Taiwán ha sido en su mediana, en cumplimiento de la legalidad internacional. El analista de defensa chino Li Jie estima que en su viaje de regreso, la flotilla atravesará Taiwán por su parte oriental, por el canal Bashi y el estrecho de Miyako, según informa Chinamil.

Se especula que esta misión incluya entrenamiento para la tripulación del segundo portaviones, que en pocas semanas comenzará sus pruebas de mar. Esto confirmaría que en realidad el Liaoning es simplemente un buque de entrenamiento con una capacidad operacional limitada, en preparación de las futuras unidades de portaviones de la Armada China.

Se baraja que se vayan a efectuar operaciones nocturnas en cubierta en aguas del mar de China Meridional, con unas condiciones siempre complejas. A diferencia del mar de Bohai o el mar Amarillo, en aguas del mar de China Meridional el portaviones puede desarrollar su velocidad máxima sin restricciones, para proporcionar mejores condiciones operativas en cubierta por la noche.

Algunos analistas estiman en 30 nudos (velocidad máxima) la velocidad del Liaoning a su paso por el estrecho de Taiwán, siendo este uno de los parámetros comprobados en esta travesía. Li Jie en cambio considera que 25 nudos es una velocidad suficiente tanto para la operación nocturna en cubierta como para la navegación en el estrecho de Taiwán, con unas condiciones de mar siempre complejas. Otros analistas avalan este comentario, afirmando que se atravesó el estrecho de Taiwán a velocidad económica de crucero.

La fotografía es de archivo, no se corresponde con esta información.

Travesía del Liaoning

No hay comentarios:

Publicar un comentario