sábado, 27 de enero de 2018

La paja en el ojo ajeno (II)

Pero qué vueltas da la vida. En 2014 la prensa vietnamita se hacía eco de un incidente entre el pesquero QNg96697TS y el buque chino del servicio de Guarda Costas con numeral 46101. Ahora, cuatro años más tarde, el mismo buque en las mismas aguas ha rescatado a la tripulación del pesquero QNg95806TS que se encontraba en apuros.

El 20 de enero a las 0900 hora local en Sansha, las autoridades emitieron un comunicado en el que alertaban de la enfermedad repentina de uno de los tripulantes de un pesquero vietnamita en aguas de las islas Xisha (Paracel). El buque 46101, que se encontraba en la zona, acudió rápidamente al área del incidente, y a las 1000 hora local, ya se había procedido al rescate del malogrado pescador.

Después de la exploración del médico a bordo del buque chino, se le diagnosticó un problema derivado de una descompresión de buceo. Su pulso era débil, su presión arterial indetectable. Al correr riesgo su vida, se hizo necesaria su evacuación a tierra. Después de una corta navegación, el 46101 llegó a la isla Yongxing (Woody), donde recibió tratamiento.

La paja en el ojo ajeno (II)

La paja en el ojo ajeno (II)

La paja en el ojo ajeno (II)

Ya en tierra, se confirmó su diagnóstico, y tras un tratamiento simple, no consiguió sacarle del coma. Se envió un helicóptero desde Sanya para evacuar al tripulante, para tratarlo en su Unidad de Cuidados Intensivos. Ahora, tras la atención médica, permanece fuera de peligro.

Nguyen Phuong Ho, comandante del servicio de Gurda Costas vietnamita, envió una carta de agradecimiento su homólogo chino.

Como conclusión a todo esto, reclamar derechos de soberanía sin ni siquiera poder atender una de las más básicas obligaciones como es la existencia de un servicio de SAR creíble es algo estrambótico. China está demostrando que está preparada para asumir una soberanía real de las islas en litigio, su seriedad y compromiso internacional alcanza incluso a aquellos que se la niegan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario