jueves, 2 de febrero de 2017

Novedades sobre el 001A

Estos días se ha terminado la instalación de la isla del 002A, la construcción aparentemente avanza al ritmo previsto, y se espera su botadura a finales de este año. Tras este hito del buque, se continuará con su equipamiento y las pruebas pertinentes. Aparentemente, China compró la documentación técnica junto con el Liaoning, es inconcebible aplicar criterios de "ingeniería inversa" desde la recepción del Liaoning en tan corto espacio de tiempo.

Como describe Southfront, no obstante, existen diferencias entre ambas unidades. En concreto, la isla del 001A, destinada a albergar el puente de mando y el centro de control de vuelos, es más corta y más alta que la de su predecesor. Internamente, se especula con una nueva planta motriz y una nueva distribución de los compartimientos, nuevos equipos radioelectrónicos y de control.

Es indudable que muchas de las deficiencias del diseño original del Varyag puedan ser subsanadas en el 001A, de hecho ya se incorporaron muchas mejoras durante el proceso de puesta a punto del Liaoning.

Se comenta que el Shandong (nombre que se le ha adjudicado en los medios) servirá en la Flota del Sur, la zona con más tensiones derivadas por disputas de soberanía con los estados vecinos. Según un artículo publicado en Warfiles, el 001 no está concebido para la operación oceánica sino para la protección de los submarinos nucleares chinos en el Mar de China Meridional.

A diferencia de los portaviones estadounidenses, orientados a la navegación oceánica y a la proyección de fuerza, el 001 y su sucesor están concebidos como parte de un sistema de defensa centralizado del área de patrulla de submarinos nucleares. En la isla de Hainan (Mar de China Meridional) se encuentra una base de submarinos nucleares.

Si un adversario potencial pretende inutilizar una flota de submarinos nucleares, en primer lugar deberá dejar fuera de combate al portaviones. Si esto sucediera, el gobierno de la nación dispondría de unas horas para valorar la situación y plantear un primer golpe nuclear llegado el caso.

Asimismo, entre otras funciones de estos portaviones figura la designación de blancos para aviación costera y para la aviación antibuque. Los helicópteros embarcados permiten asestar golpes a submarinos.

Finalmente, el portaviones es un símbolo de la proyeccion de la soberanía china a zonas con disputas territoriales, como sucede con el archipiélago de las Spratly, a escasos 1000 km de Hainan.

Por el momento, la US Navy disfruta de la supremacía en el ámbito de los portaviones, pero la determinación china puede alterar el balance de fuerzas en la región, si bien es cierto que entre la botadura de este portaviones y su plena capacidad, aun pueden transcurrir tres años.